Y mi regalo de reyes…

Porque sí, porque la historia de Adriana tiene una segunda y una tercera parte. Este es mi regalo de reyes para todos vosotros… un regalo con fecha de caducidad, como suele ocurrir, porque este post solo será público hoy… pero más vale eso que nada, ¿verdad?

Os dejo, pues, con el primer capítulo de la segunda parte de “Los Ángeles no deberían pecar”

Espero que os guste…

 

… bueno, se acabó el plazo de lectura 🙂 pero pronto Adriana volverá a volar en vuestras pantallas o en vuestras páginas… 

¡gracias a todos!